Hackers de arcoíris, vol. I — Código: Garuda (2011)

Copy of Amazon KDP, 2011
 

“Frank Chibi tiene el poder de poner Baja California en el lugar de Yucatán y Yucatán en el lugar de Baja California en lo que tú le pones Splenda al café y abres Gmail para leer tu correo”.

Amor, sicarios y telépatas.

En un México fragmentado, en guerra y atemporal, bañado de persecuciones y odios étnicos y religiosos, los hijos de Makivar son mejores que nadie para hackear telépatas. Ellos son guerreros dorsai, “casi” indestructibles, y de fuerza y velocidad metahumanas, contratados por gobiernos y corporaciones para eliminar telépatas fuera de control. La muerte de su padre, sin embargo, ha desensamblado a los hijos de Makivar y al quinto miembro del equipo, Starla Komatsu. Todo ha cambiado.

Una nueva oferta, sin embargo, los vuelve a reunir: deben asistir en el asesinato de Frank Chibi, un agente secreto en el país de Penn que, mientras duerme, se “desdobla” y realiza actos psíquicos “inenarrables”. Los hijos de Makivar aceptan… sin saber que se dirigen a algo con lo que nunca se habían enfrentado. El padre de todos los telépatas.

Me da mucho gusto leer a un autor mexicano que no se va por los clichés de la clásica novela mexicana de hiperrealismo o la del sufrimiento del pueblo. Esta es una novela de un México distópico inundada de referencias a la cultura pop, cultura mexicana y alegorías a los problemas del país de una manera bastante sutil, si gustan de obras como la naranja mecánica, does androids dream of electric sheep o simplemente quieren pasar un buen rato con una fresca muestra de literatura nacional, recomiendo ampliamente Hackers de Arcoiris, no puedo esperar por el segundo volumen!
— Marco Mérida en Goodreads
Uno de los libros más divertidos que he leído. Referencias de cultura pop, videojuegos, incluso recuerdos de un México de los 80’s-90’s. Es un “Kill la kill” a su modo, adrenalina y un cliffhanger hermoso. No cabe duda que el universo de el País de Penn no está muerto.
— Horacio Mejía-Galarza en Goodreads
Por años, la literatura, el cine y hasta los videojuegos nos han transportado a increíbles mundos distópicos; muchos autores han contribuido con su propia visión de un mundo inescrutable, de un futuro alternativo, torcido y lúgubre, pero ninguno de ellos había tenido la particularidad de aterrizar dicha ambientación en un país como México. Ruy Xoconostle ha creado su propia versión de un México distópico, atormentado por la guerra, los extremistas religiosos y las propias bondades de vivir en la llamada ‘era de la información’. Telepatas, ‘vampiros’, katanas y un montón de referencias a las obras más emblemáticas del subgénero cyberpunk, todo eso en una perfecta mezcla mexicana denominada así por el autor como un Nixtamal-Western. Fascinante.
— Snake Kiddo en Amazon